SENCILLAMENTE, SALTEÑOS.

Un trabajo planteado, en principio, sin muchas pretensiones. La idea de seguir dejando constancia de su trabajo sin más, es la argumentación que dió pié al título. Con un proceso de maduración ya casi rutinario en la dinámica de trabajo del grupo, vino marcado de manera muy intensa con la inesperada muerte de uno de sus integrantes.

Es un proyecto que siguió la línea de los últimos años, con arreglos propios muy personales que alcanzaron su máxima expresión en temas como “Cuanto trabajo” o “Todo cambia”.

El tema “Zamba para no morir”, acabó siendo un tributo a su compañero Indalecio, cuya presencia se encuentra a lo largo de todo el disco y cuyo homenaje se materializó en la propia presentación del trabajo en el Auditorio Maestro Padilla de Almería.

 

El camba    (Godofredo Nuñez Chávez)
Todo cambia    (Julio Numhauser / M.A. Castillo) 
Baila Cholita    (A. Avila / T. Lazo) 
Zamba para no morir    (Hamlet Lima Quintana) 
Amargura    (Julio Argentino Jerez) 
Sueño y charango    (R. Manuel Navarro / Alfonso Cárdenas) 
La engañera    (Julio Argentino Jerez) 
La flor del cardón / Baguala india    (Manuel Acosta / A. Marquez) 
Milonga de la riqueza    (Horacio Guaraní / Argentino Luna) 
Cuanto Trabajo    (Gloria Martin) 
Angela Rosa    (Félix Pérez Cardoso)